Fundaci贸n L贸pez Quint谩s

Noticias

This is some blog description about this site

Entrevista al profesor L贸pez Quint谩s.

El pr贸ximo domingo 24 de marzo a las 10h se emitir谩 en TV2 la entrevista realizada a D. Alfonso L贸pez Quint谩s en el programa "脷ltimas preguntas". Por un cambio de programaci贸n con motivo del d铆a del padre, no se emiti贸 el pasado domingo 17. Entre otros temas, el profesor conversa con M陋 脕ngeles Fern谩ndez sobre la dignidad de la persona. Junto a 茅l interviene D. Daniel Arasa, director de Cinemanet.

Continuar leyendo
109 Hits
0 Comentarios

III Curso de cr铆tica de cine Signis

Ya est谩n abiertas las inscripciones para el III Curso de cr铆tica de cine que organiza Signis Espa帽a, en el que colaboran Cinemanet y la Fundaci贸n L贸pez Quint谩s.

Se celebrar谩 entre los d铆as 6 de marzo y 10 de abril, en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicaci贸n de la Universidad San Pablo CEU. Est谩 destinado a cr铆ticos de cine principiantes o sin formaci贸n espec铆fica, cr铆ticos ocasionales, estudiantes de Periodismo, Comunicaci贸n Audiovisual o cualquier grado de Artes o Humanidades.

El profesorado est谩 compuesto por Pablo Moreno, director de cine y guionista, y los cr铆ticos de cine M陋 脕ngeles Almacellas (Cine y Valores), Ninfa Watt (La alacenca global) y Juan Orellana (COPE). 

Para obtener m谩s informaci贸n, se puede ir al enlace: https://www.cinemanet.info/2019/01/iii-curso-de-critica-de-cine-signis/

Continuar leyendo
64 Hits
0 Comentarios

Coloquio con D. Alfonso sobre la dignidad de la persona.

El pr贸ximo mi茅rcoles 6 de febrero, tendr谩 lugar el acto VIVIR Y MORIR CON DIGNIDAD que ha organizado la Asociaci贸n Cinemanet en colaboraci贸n con la Fundaci贸n Cofares, Signis Espa帽a y la Fundaci贸n L贸pez Quint谩s entre otros. El profesor D. Alfonso L贸pez Quint谩s participar谩 en el coloquio para tratar de la dignidad de la persona en la recta final de su vida.

Junto a otros expertos del 谩mbito sanitario, el jurista Benigno Blanco abordar谩 los contenidos b谩sicos de las proposiciones de ley que va a tramitarse en el Congreso para regular la eutanasia, y ante la que que es imprescindible reflexionar sobre los conceptos y la praxis de los cuidados paliativos, ensa帽amiento terap茅utico y eutanasia, en relaci贸n con la vida, la muerte y la dignidad de la persona. 

La Asociaci贸n Cinemanet, que promueve valores humanos, familiares, sociales y educativos a trav茅s del cine, ha organizado este acto en Madrid, en el que estamos todos invitados a participar.

 

 

Continuar leyendo
114 Hits
0 Comentarios

Nuevo v铆deo del profesor: "Diferencia entre atraer y fascinar"

 

El profesor sigue trabajando y preparando nuevas publicaciones para el canal de la Fundaci贸n en Youtube, en los que trata, de una manera muy condensada, temas de gran inter茅s.

Se acaba de publicar el v铆deo que lleva por t铆tulo "Diferencia entre atraer y fascinar", que se puede ver a trav茅s del siguiente enlace: https://www.youtube.com/watch?v=q1WrrN0LKyo

Confundir euforia con entusiasmo, o atraer con fascinar nos lleva a confundir los procesos antit茅ticos de v茅rtigo y 茅xtasis. Pensar bien va unido con precisar el sentido de cada palabra que pronunciamos.

Continuar leyendo
136 Hits
0 Comentarios

Navidad 2018. Fuente de alegr铆a imperecedera.

     A menudo, los recuerdos tristes nos ensombrecen la vida. A los que hemos perdido ya todos los miembros de la familia b谩sica, pensar en la mesa hogare帽a de la Nochebuena nos sume en la desolaci贸n. 驴Debemos, por ello, declarar enlutada la Navidad y tomarla como un hu茅sped indeseado? Mediado el Adviento, San Pablo exige a los cristianos, en la Liturgia, estar alegres (Fil 4, 4-5). Pero 驴tiene sentido exigir estar alegres? Lo normal es sentirnos alegres cuando todo nos va bien. Si no tenemos m谩s motivos para la alegr铆a que 茅ste, es l贸gico que nos parezca impertinente tal mandato.

     Pero una mirada profunda nos permite descubrir que, al venir Jes煤s en Navidad, se nos abre un horizonte de vida nueva, infinitamente m谩s elevada y prometedora que la actual. Para asumir esa vida de encuentro con el Se帽or, debemos prepararnos, y esto es lo que nos pide el Ap贸stol. Tal preparaci贸n consiste en acoger su palabra, su Palabra que es Jes煤s, el Cristo, el Ungido, y entonces morar谩 en nosotros la Trinidad Sant铆sima (Jn 14, 22-23), y nuestra alegr铆a ser谩 plena (Jn 17, 11-13). La tristeza que nos causan los recuerdos navide帽os es muy natural. Y esta nube cubrir谩, en buena parte, cualquier sol que nos alumbre durante la vida. Pero no tiene fuerza para empa帽ar el gozo de sabernos en el buen camino hacia la amistad profunda con Dios, que en eso consiste el para铆so

     Los colaboradores de la Fundaci贸n L贸pez Quint谩s compartimos esta alegr铆a y os deseamos muy de veras una Navidad santa y feliz.

Continuar leyendo
186 Hits
0 Comentarios

Apertura curso acad茅mico 2018-2019

Clausura curso acad茅mico 2017-2018

Con motivo de la apertura del curso acad茅mico 2018/2019, la Fundaci贸n tiene el placer de invitarle a la conferencia de

D. Alfonso L贸pez Quint谩s

"La mirada profunda y el descubrimiento de nuestra grandeza"

El acto de clausura tendr谩 lugar el 29 de Octubre a las 19:00h en la U.P Comillas

Aula P.G陋 Polavieja

(c/ Alberto Aguilera, 23)

Se ruega inscripci贸n en : 

 http://www.fundacionlopezquintas.org/actividades/inscripcion-a-eventos

 

Continuar leyendo
282 Hits
0 Comentarios

Nuevo v铆deo en el canal Youtube: " La generosidad es el alma de la unidad familiar"

Hemos subido al canal Youtube de la Fundaci贸n el v铆deo del profesor L贸pez Quint谩s titulado "La generosidad es el alma de la unidad familiar".

La actitud ejemplar de un alto directivo nos da pie para descubrir que el deber de fomentar la unidad familiar lo interiorizamos poniendo amor en cuanto hacemos, tanto en la vida profesional como en la familiar.

El enlace para verlo es https://youtu.be/KrPL1a0xPEg

 

 

 

Continuar leyendo
607 Hits
0 Comentarios

Clausura curso acad茅mico 2017-2018

Clausura curso acad茅mico 2017-2018

Con motivo de la clausura del curso acad茅mico 2017/2018, la Fundaci贸n tiene el placer de invitarle a la conferencia de

D. Alfonso L贸pez Quint谩s

"Escalar, con Bach, la cima de la Belleza"

El acto de clausura tendr谩 lugar el 13 de Junio a las 19:00h en la U.P Comillas

Aula P.G陋 Polavieja

(c/ Alberto Aguilera, 23)

Se ruega inscripci贸n en : 

 http://www.fundacionlopezquintas.org/actividades/inscripcion-a-eventos

Continuar leyendo
387 Hits
0 Comentarios

Te invitamos a la gala de los premios Cinemanet

Todos los a帽os, la Asociaci贸n CinemaNet, entre cuyos fines principales est谩 el de promover pel铆culas que aporten valores a la sociedad y potenciar el cine de valores, concede en Madrid unos premios cinematogr谩ficos, que se entregan en el curso de una Gala.

Son cuatro premios a pel铆culas estrenadas en 2017, cuya tem谩tica o cuyos personajes, transmitan valores humanos de especial riqueza.

Hay, adem谩s un Premio a la 鈥淭rayectoria human铆stica鈥 de un personaje real, relacionado con el mundo del cine. Este a帽o, dicho premio se le concede a D. Alfonso L贸pez Quint谩s por su valiosa aportaci贸n a la cr铆tica cinematogr谩fica con su m茅todo de an谩lisis de pel铆culas.

La Gala se celebrar谩 el Lunes 9 de Abril a las 19:30 en el auditorio Cofares (Calle Santa Engracia 31, Madrid). La entrada es gratuita hasta completar aforo, estamos todos invitados a acompa帽ar al Profesor ese d铆a y a celebrar con 茅l ese tan merecido reconocimiento.

 

Continuar leyendo
446 Hits
0 Comentarios

II Curso de cr铆tica de cine

Entre los d铆as 7 de febrero y 21 de marzo se celebrar谩 en la Facultad de Humanidades y Ciencias de la Comunicaci贸n de la Universidad San Pablo CEU el II Curso de Cr铆tica de Cine abierto a todas las personas que lo deseen y a un precio de inscripci贸n simb贸lico: 50 euros, que se reducen a la mitad para los alumnos de la Universidad San Pablo CEU.

El curso est谩 promovido por Signis Espa帽a, la Universidad San Pablo CEU, la Fundaci贸n L贸pez Quint谩s y CinemaNet, y organizado a partir de un criterio social, que pueda ser asequible a cualquiera que desee cursarlo.

Ser谩n en total siete sesiones, siempre en mi茅rcoles, los d铆as 7, 14, 21 y 28 de febrero, y 7, 14 y 21 de marzo, entre las 18 y las 20 horas. Ser谩n impartidas por expertos profesores, como Benjam铆n Lorenzo, Federico Alba, M陋 脕ngeles Almacellas, Ninfa Watt y Juan Orellana, y en ellas se tratar谩n aspectos como el an谩lisis del lenguaje f铆lmico, la lectura antropol贸gica del film (con aplicaci贸n del m茅todo del profesor L贸pez Quint谩s de an谩lisis de obras cinematogr谩ficas), la composici贸n de una cr铆tica de cine y la cr铆tica en los medios de comunicaci贸n, adem谩s de an谩lisis pr谩cticos.

En el cartel se se帽ala la forma de inscripci贸n o de consulta. Est谩 dirigido a cualquier persona interesada en la cr铆tica de cine, aunque sean principiantes.

Desde la Fundaci贸n L贸pez Quint谩s animamos a cuantos lo deseen a inscribirse y participar.

Continuar leyendo
2402 Hits
0 Comentarios

Programa Playing Quest: un ejemplo de pensamiento cr铆tico-creativo a trav茅s de las TIC麓S

En las 煤ltimas d茅cadas las nuevas tecnolog铆as han propuesto otras formas de ver la realidad. El libro, instrumento privilegiado, debe compartir su protagonismo con elementos innovadores, los derivados de las nuevas tecnolog铆as de la informaci贸n y la comunicaci贸n.  Ense帽ar ya no es solo transmitir informaci贸n, sino acompa帽ar a cada alumno y alumna en el viaje en busca de esa informaci贸n que necesita para transformarla en conocimiento te贸rico y pr谩ctico.

La s铆ntesis a la que se llega, y que la OCDE adopta como  "slogan" de la Educaci贸n Secundaria Obligatoria es que la capacidad  b谩sica  - por t贸pica y manida que parezca - es la de aprender a aprender. La Fundaci贸n L贸pez Quint谩s aborda esta tarea a trav茅s del programa Playing Quest cuyo objetivo es desarrollar el pensamiento cr铆tico y creativo del alumno a trav茅s de tres pilares fundamentales. En primer lugar, las nuevas tecnolog铆as, es un programa que se trabaja a trav茅s de una plataforma digital on-line dise帽ada ad hoc. En segundo lugar, la metodolog铆a del aprendizaje por descubrimiento desarrollada por el profesor L贸pez Quint谩s. Por 煤ltimo, la gamificaci贸n del proceso: los alumnos trabajan los contenidos a trav茅s de una metodolog铆a l煤dica. Se abordan contenidos de publicidad, series de televisi贸n, cine y redes sociales.

Potencialidades del Programa Playing Quest:

         Facilita la interdisciplinariedad, la integraci贸n del conocimiento, la autonom铆a y la motivaci贸n del estudiante.
         Tem谩tica de inter茅s integrable en el Plan de Acci贸n Tutorial (PAT) Aplicable, adem谩s de como PAT, como una actividad dentro de las asignaturas de lengua, pl谩stica, 茅tica y valores.
         Flexibilidad y contenidos progresivos no condicionados
         Posiciona al docente como gu铆a.
         Metodolog铆a de aprendizaje por descubrimiento.

            驴Qu茅 aporta este programa? La base filos贸fico-metodol贸gica espec铆fica sobre la que se aborda la tem谩tica y la amplitud y profundidad del tratamiento de los contenidos desarrollados para los cuatro cursos de la ESO.

Para m谩s informaci贸n www.fundacionlopezquintas.org     Esta direcci贸n de correo electr贸nico est谩 siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Continuar leyendo
713 Hits
0 Comentarios

Meditaci贸n navide帽a 2017

Con su genial agudeza, Pascal nos leg贸 una observaci贸n muy l煤cida: 芦Dios se nos manifest贸 con suficiente claridad para que le conozcamos, y con suficiente oscuridad para que nuestra aceptaci贸n no sea forzosa sino libre禄. Es verdad, pero lo que de 脡l se nos revel贸 es tan grandioso que nos inunda de luz y de gozo. Nos otorga la alegr铆a serena y profunda de quien sabe que esta vida es precaria, pero, aun si茅ndolo, nos ofrece posibilidades para irnos transfigurando, hasta llegar a la forma suprema de transfiguraci贸n: la transformaci贸n en Cristo, que es una participaci贸n en el misterio pascual, el de la muerte y resurrecci贸n del Se帽or. A esta luz, en el m谩s sencillo y entra帽able de los villancicos se nos revela el Kyrios que ha de venir con gloria al final de los tiempos. Por eso, Navidad es la gran fuente de nuestra esperanza.

 

Esta alegre esperanza se la deseamos de veras, en estas fiestas, a los amigos de la Fundaci贸n y a los alumnos de la Escuela de Pensamiento y Creatividad.

 

隆Feliz Navidad 2017!

 

Continuar leyendo
542 Hits
0 Comentarios

La Escuela de Pensamiento y Creatividad y la revitalizaci贸n del Humanismo Cristiano

El pasado 8 de junio en la clausura del curso acad茅mico 2016/17, el profesor l贸pez Quint谩s pronunci贸 unas palabras referidas a la revitalizaci贸n del Humanismo Cristiano y el papel que, para tal prop贸sito, cumple la metodolog铆a de la Escuela de Pensamiento y Creatividad de la fundaci贸n. A continuaci贸n pueden leer el texto 铆ntegro de su intervenci贸n.

 

Hace unos d铆astuvo lugar en Budapest un foro internacional para fomentar en toda Europa una cultura de la vida, que se base en el respeto a la verdad, el cultivo de los grandes valores, la configuraci贸n de estructuras que fomenten la vida comunitaria. 芦Se necesita una regeneraci贸n a fondo de la cultura, el lenguaje, la vida intelectual禄 鈥抯e afirma con raz贸n鈥, pero no se sabe, a punto cierto, c贸mo llevar a cabo esa urgente labor. Se advierte que Europa debe que recobrar sus ra铆ces cristianas, su cultura de alto voltaje, pero 驴c贸mo lograrlo?

 

            En un congreso celebrado en la universidad cat贸lica de Murcia, el cardenal Paul Poupard, Prefecto del Consejo Pontificio para la Cultura, manifest贸 que, si queremos superar la crisis cultural que padecemos, hemos de potenciar la inteligencia al m谩ximo, movilizar las mentes, revolucionar los m茅todos鈥 Pero, a la hora de precisar, no se帽al贸 un camino para conseguirlo.

 

            Cuando se habla de Europa y sus avatares, se indica, con frecuencia, que 鈥渄ebe volver a sus or铆genes鈥, expresi贸n recurrente desde que Juan Pablo II lo proclam贸 solemnemente en Santiago de Compostela. Pero los or铆genes de Europa y el fundamento de su gran cultura fue el Humanismo Cristiano, y actualmente se da, a menudo, por consabido que se halla en una situaci贸n de agotamiento.

 

Entrevista de Peter Seewald a Benedicto XVI

 

            El periodista alem谩n Peter Seewald no tuvo reparo en plantearle al papa Benedicto XVI esta delicada pregunta:

 

芦La Iglesia cat贸lica es la mayor organizaci贸n del mundo, y funciona bien. Posee un culto propio, una 茅tica propia y lo m谩s sagrado de lo sagrado: la Eucarist铆a. Y, sobre todo, tiene la legitimaci贸n 鈥渄e lo alto鈥 y puede afirmar de s铆 misma: somos lo original, somos los custodios del tesoro. En realidad, m谩s no puede pedirse. 驴No es, acaso, extra帽o o incluso un esc谩ndalo, que esta Iglesia no haga mucho m谩s de ese potencial incomparable? (Cf.Luz del mundo, Herder, Barcelona 2010, p. 70).

 

            El Papa admiti贸 que es un tema digno de plantearse, y se limit贸 a hacer dos observaciones:

 

1)    芦Se trata del choque de dos mundos espirituales: El mundo de la fe y el mundo del secularismo. Lo decisivo es determinar d贸nde tiene raz贸n el secularismo 鈥抏s decir, d贸nde la fe tiene que hacer suyas las formas y figuras de la modernidad鈥 y d贸nde tiene que oponer resistencia. Esta gran lucha atraviesa hoy el mundo entero禄.

2)    芦Para vencer en esta lucha es necesario que los creyentes, conscientes del valor de su fe, se confronten con el secularismo y hagan una labor l煤cida de discernimiento. Este enorme proceso es propiamente la gran tarea que se nos encomienda en esta hora. S贸lo podemos esperar que la fuerza interior de la fe, que est谩 presente en el hombre, llegue a ser despu茅s poderosa en el campo p煤blico, plasmando asimismo el pensamiento a nivel p煤blico, y no dejando que la sociedad caiga simplemente en el abismo. A menudo, uno se pregunta realmente c贸mo es que cristianos que son personalmente creyentes no poseen la fuerza para hacer que su fe tenga una mayor eficacia pol铆tica禄. (Cf. o.c., 70-71).

 

            El periodista se permiti贸 rearg眉ir con la siguiente pregunta, m谩s fuerte todav铆a:

 

芦驴No se podr铆a partir de la base de que, despu茅s de dos mil a帽os, el cristianismo simplemente se ha agotado, del mismo modo que en la Historia de la Civilizaci贸n se agotaron tambi茅n otras grandes culturas?禄. (o. c., 71).

 

            La respuesta del Papa puede condensarse en estas palabras:

 

芦Si observamos este asunto de modo superficial y s贸lo en Occidente, puede parecer que estamos ante una situaci贸n de agotamiento. Pero en otros pa铆ses 鈥抪or ej. Brasil y 脕frica鈥 surgen constantemente nuevos movimientos. Por tanto, hay un vigor de surgimiento y de nueva vida. Tambi茅n en Occidente hay un despertar de iniciativas cat贸licas, suscitadas por la alegr铆a de personas j贸venes, al margen de una burocracia desgastada y cansada. Mi experiencia me permite ser optimista en cuanto a que el cristianismo se halla ante un nuevo dinamismo禄. (o. c., 72).

 

            El periodista no parece haber quedado muy convencido de las respuestas del Pont铆fice, porque vuelve a insistir en su visi贸n pesimista, diciendo:

 

芦Sin embargo, a veces se tiene la impresi贸n de que hubiese una ley natural por la cual, en cierta medida, el paganismo recupera una y otra los territorios que han sido roturados y cultivados por el cristianismo禄. (o.c., 72)

 

            El Papa se limit贸 a insistir en su misma l铆nea:

 

芦La verdad del pecado original se confirma. Una y otra vez el hombre vuelve a caer de su fe, quiere volver a ser solamente 茅l mismo, se vuelve pagano en el sentido profundo de la palabra. Pero una vez y otra se pone tambi茅n de manifiesto la presencia divina en el hombre禄. (o. c., 72).

 

C贸mo regenerar la cultura europea, b谩sicamente cristiana

 

            Con toda raz贸n advierte el Papa que en la Iglesia hay brotes de espiritualidad muy prometedores, por su fuerza juvenil y su compromiso espiritual renovador[1]. Pero en estos movimientos se advierte la necesidad de renovar los m茅todos de formaci贸n 鈥抯obre todo respecto a los j贸venes鈥, un tipo de renovaci贸n que pude vivir de cerca en mi trato con la persona de Romano Guardini y el estudio a fondo de sus obras culturales y religiosas.

 

            Lo sugerido por el periodista Seewald respecto al Humanismo cristiano puede aplicarse tambi茅n a la  cultura europea. Se halla en crisis, por haber confundido 鈥抍omo bien indic贸 Ferdinand Ebner鈥 鈥渧ivir en el esp铆ritu鈥 y 鈥渟o帽ar con el esp铆ritu鈥[2]. El premio Nobel Alexis Carrel dio la voz de alerta hace tiempo[3]. Romano Guardini manifest贸 la necesidad de crear un 鈥渉ombre nuevo鈥, que cultive la t茅cnica pero d茅 sentido al poder dominador de la t茅cnica. Recientemente, desde el Consejo Pontificio para la Cultura se levantaron voces autorizadas pidiendo una renovaci贸n cultural, una revoluci贸n de las mentes, una potenciaci贸n de la inteligencia[4].

 

            驴C贸mo realizar este incremento de la inteligencia? Si no lo aclaramos debidamente, nos quedaremos con una frase potente pero ineficaz. En la Escuela de Pensamiento y Creatividad queremos proceder siempre con m谩xima eficacia, bien convencidos de que un buen planteamiento de los problemas alberga una fuerza inmensa para resolverlos.

 

La clave radica en el conocimiento de la l贸gica propia de cada nivel de realidad                  

 

            Debemos ir a las ra铆ces del pensamiento, y descubrir que podemos movernos en cuatro niveles positivos, distintos y complementarios. Lo descubrimos al ir desarrollando nuestro ser personal mediante el ascenso del nivel 1 al nivel 2; de 茅ste al  nivel 3, y del 3 al 4. Al irlos viviendo con hondura, captamos su l贸gica propia, seg煤n la cual en el nivel 1 lo que se da se pierde, pero no as铆 en el nivel 2, pues, si doy algo y me doy al mismo tiempo, suscito un entreveramiento de 谩mbitos y una experiencia reversible de encuentro, que nos enriquece a todos. Entonces me doy pero no me pierdo; me gano, en cuanto me enriquezco y desarrollo.

 

Lo grave es que, hoy d铆a, es frecuente pensar la vida humana con categor铆as del nivel 1.

 

         Se habla casi siempre de la libertad, pero con la intenci贸n soterrada de aludir s贸lo a la libertad de maniobra, la m谩s elemental, la propia del nivel 1. Para evitar este empobrecimiento de la vida humana, la Escuela de Pensamiento y Creatividad subraya la existencia de una forma superior de libertad: la libertad creativa o libertad interior, que va desde la libertad del int茅rprete que recrea una obra musical  hasta la libertad sublime de quien da la vida por salvar a un desconocido, como sucedi贸 con el P. Kolbe en el infierno de Auschwitz. Cuando nos esforzamos en descubrir la forma de libertad propia de cada nivel, se nos clarifican mil malentendidos que bloquean nuestra vida personal.

         Al desconocer esa riqueza del concepto de libertad, se habla del amor 鈥抯in matizaci贸n alguna鈥 y se alude casi exclusivamente al amor pasional, situado de nuevo en el nivel 1.

         Se habla profusamente de la libertad de expresi贸n, y se reduce el alcance del t茅rmino 鈥渓ibertad鈥 a los estrechos l铆mites del nivel 1, donde significa expresarse con absoluta libertad de maniobra. Esa condici贸n 鈥渁bsoluta鈥 de la libertad de expresarse 鈥抯in tener en cuenta la necesidad de hacer justicia a las personas afectadas鈥 es considerada con demasiada frecuencia como la bandera del llamado 鈥減rogresismo鈥, cuando, en realidad, no significa un aut茅ntico progreso en ning煤n sentido, sino un flagrante envilecimiento de la conducta humana, que, en el nivel 2, debe ser ineludiblemente respetuosa, afable y colaboradora.

         Se habla de los derechos a decidir sobre la vida naciente o declinante, sobre la fragmentaci贸n unilateral del territorio patrio, sobre la igualdad econ贸mica de las distintas regiones del Estado, y siempre se empareja el t茅rmino 鈥渄erecho鈥 con la mera libertad de maniobra.

         Se produce actualmente mucho bullicio en torno a la mal llamada 鈥渋deolog铆a de g茅nero鈥, pero, si bien se mira, se trata del af谩n de someter las gentes a las condiciones de la l贸gica del nivel 1, que concede la primac铆a a la libertad de maniobra de cada individuo sobre su entorno, e incluso sobre su misma naturaleza. Los que conocen a fondo el proceso de crecimiento personal piensan, consternados, en lo que pierde cada persona al quedar confinada en los estrechos l铆mites del nivel 1. Lo importante, en este caso, no es tanto 鈥渓uchar鈥 contra esta nueva orientaci贸n, sino analizar con la mayor lucidez los horizontes de libertad y riqueza espiritual que nos abre el salto del nivel 1 al nivel 2.

 

La regeneraci贸n de la cultura exige pensar cada realidad con las categor铆as propias del nivel al que pertenece

 

            Para devolver a la cultura europea 鈥抩 incluso a toda la occidental鈥 la alta calidad por la que opt贸 durante siglos no hemos de recurrir tanto a luchas y campa帽as cuanto a un an谩lisis sereno y penetrante de lo que ha de ser un pensamiento fiel a la realidad. Si, actualmente, los seres humanos solemos vivir preferentemente en el nivel 1 y modelar el pensamiento con las categor铆as propias del mismo, es de prever un desajuste grav铆simo con las realidades propias de los niveles superiores. Sabemos que desde un nivel inferior no es posible captar lo que sucede en los niveles superiores: calibrar su modo espec铆fico de realidad, estimar justamente los valores caracter铆sticos de tales niveles, hacer lo posible por elevarse de nivel. Un buen d铆a, al terminar una conferencia sobre la verdadera significaci贸n del amor humano 鈥抳isto con toda la riqueza de un aut茅ntico encuentro, un joven se me acerc贸 y con aire complaciente me dijo: 芦Profesor, todo lo que ha dicho es muy bello, pero irreal; un buen cuento de hadas禄. Recuerdo que le contest茅 con la misma bondad con que 茅l me habl贸: 芦Si yo viviera en el nivel 1, opinar铆a igual que usted禄. Estimo que no se le pod铆a dar una orientaci贸n mejor en tan poco tiempo.

 

Si aceptamos un planteamiento falso, se acumulan los errores y bloqueamos el desarrollo personal

 

            Es indudable que para abrirnos los horizontes que corresponden a nuestro ser personal, debemos superar los l铆mites y limitaciones propias del nivel 1 mediante el recurso de subir al nivel 2. Es incre铆ble la multitud de posibilidades que se nos abren con s贸lo dar ese salto, que supone la transformaci贸n de la actitud de ego铆smo en una de generosidad. El nivel 2  cuenta con realidades abiertas o 谩mbitos que nos ofrecen la posibilidad de vivir toda clase de experiencias reversibles, entre las cuales descuellan las de encuentro, tanto cultural como personal. En este nivel se superan toda suerte de relaciones de oposici贸n 鈥抰an frecuentes en el nivel 1鈥 y cobran valor ciertos conceptos propios de este nivel. Persona, experiencia reversible, encuentro, descubrimiento de los ideales de la vida鈥on conceptos que en este nivel 2 nos remiten a acontecimientos enriquecedores. Ya sabemos que en cada uno de los niveles positivos rige un lenguaje propio, un tipo singular de sentimientos, una forma de libertad espec铆fica鈥

 

            Si no acomodamos nuestro pensamiento, nuestros sentimientos, nuestro lenguaje y, por tanto, nuestros conceptos b谩sicos a la l贸gica propia de cada uno de los cuatro niveles positivos de realidad, consideraremos como una conducta normal 鈥抷, m谩s tarde, como normativa鈥 la de quienes toman el nivel 1 como su hogar, su punto de partida y de llegada, su canon de vida, de pensamiento y sentimiento, su meta. Esto equivale a dejar fuera de consideraci贸n 鈥 como algo distinto, distante, externo, extra帽o鈥 el mundo de la creatividad (nivel 2), el de los grandes valores y la opci贸n humana por ellos (nivel 3), y, en la cumbre, todo el mundo de las realidades religiosas (nivel 4).

 

            Nada extra帽o que esta cultura lleve a la secularizaci贸n, la reducci贸n del nivel 4 al nivel 3 鈥抏l de los valores鈥, y 茅ste 鈥抭ue exige mucha entrega, generosidad y elevaci贸n de miras鈥 al nivel 2, y el 2 en  buena medida al nivel 1. Ya no se trata de que se haya secularizado la religi贸n, lo que supone ya una decadencia; se ha disminuido la entrega a los grandes valores; se ha rebajado el voltaje moral de las personas, su capacidad de amor aut茅ntico, su fidelidad a los principios que regulan nuestra conducta. En t茅rminos b茅licos, podr铆amos decir que hemos cometido el error estrat茅gico b谩sico de 鈥減lantear la batalla en terreno enemigo鈥. Desde el punto de vista metodol贸gico, diremos que, si aceptamos de hecho 鈥抯in una cr铆tica bien fundamentada鈥, que se planteen las grandes cuestiones de la vida con categor铆as y esquemas mentales propios del nivel 1, estamos favoreciendo la posici贸n de los adversarios del Humanismo Cristiano[5].

 

            Ahora vemos con claridad que la compleja tarea de la regeneraci贸n cultural hemos de hacerla siguiendo unos pasos muy precisos:

 

  1. Lo fundamental es conocer por experiencia los distintos niveles de realidad y de conducta. Los conocemos por dentro y de cerca al vivir el proceso formativo de los doce descubrimientos.
  2. Al configurar nuestra vida en los distintos niveles, descubrimos por experiencia las diferentes l贸gicas de cada nivel.
  3.  Al conocer tales l贸gicas, cobramos una conciencia clara y firme de que los distintos niveles no se oponen entre s铆; se complementan. Consiguientemente, nuestra actitud ha de ser integradora, no beligerante. Un buen mel贸mano y, mucho m谩s, un buen int茅rprete musical han de integrar los distintos niveles que constituyen la trama de una obra[6]. En la actividad empresarial, se recomienda hoy vivamente que se articulen internamente los distintos niveles de realidad que moviliza una empresa. Cuando, en su enc铆clica Caritas in veritate, afirma Benedicto XVI que la vida de la empresa llega a su plenitud cuando sus responsables encuentran la figura de Jesucristo y la asumen comprometidamente en su vida, no trata de recurrir a instancias externas y extra帽as a la empresa para salvar, con ello, los escollos que puede provocar el ego铆smo humano. Quiere algo m谩s fundamental: que la actividad humana integre, como es debido, todos los tipos de realidad que est谩n llamados a colaborar y que s贸lo un planteamiento superficial y unilateral ha mantenido  escindidos. Arriesgarse a plantear la vida empresarial con esta amplitud de miras y profundidad de planteamiento 驴significa que 鈥渆l Humanismo cristiano est谩 agotado鈥?  
  4. De lo anterior se desprende con claridad que no podemos pensar las realidades superiores con categor铆as propias de los niveles inferiores, sobre todo el nivel 1. Si entendemos el matrimonio con categor铆as del nivel 1, el matrimonio se agosta, ciertamente, pero si lo analizamos cuidadosamente con conceptos de los niveles 2, 3 y 4, el matrimonio adquiere una dimensi贸n inmensa, fertil铆sima. 驴Qui茅n puede decir que la doctrina cristiana del matrimonio est谩 en crisis porque ha dejado de ser fecunda?

 

Este m茅todo revalorativo genera de por s铆 la motivaci贸n necesaria para seguirlo

 

            Cuando la situaci贸n se halla muy convulsa y el declinar del pensamiento y de la fe se vuelve aparentemente irremediable, se requiere una renovaci贸n muy s贸lida y bien articulada. Nuestros j贸venes creyentes han de saber dar raz贸n profunda y sugerente de su fe. Esto no afecta s贸lo al elenco de conocimientos que han de tener, sino al entusiasmo con que han de asumir y vivir esa doctrina de vida. Uno se entusiasma con un contenido religioso cuando le ofrece posibilidades creativas sobresalientes. S贸lo la actitud entusiasta puede dar a nuestras propuestas un car谩cter sugestivo y convincente.

 

            Durante un tiempo, se convirti贸 en moda entre nosotros adoptar una actitud dubitativa, un af谩n de mostrarse inseguros como si eso fuese garant铆a de autenticidad, de pensamiento profundo y cr铆tico. El aut茅ntico pensamiento cr铆tico es el que sabe discernir con seguridad lo que es constructivo y lo que resulta destructivo. Este af谩n de seguridad no denota una actitud autosuficiente, sino la voluntad firme de conseguir convicciones l煤cidas y fecundas a trav茅s de modos exigentes de ascenso a los niveles m谩s altos. Es hora de revalorizar el pensamiento fuerte, seguro de lo que afirma, porque es fruto de experiencias muy reflexivas  y fieles a la realidad cotidiana.

 

            Este entusiasmo gozoso lo inspira mi m茅todo formativo, basado en la distinci贸n de ocho niveles de realidad: cuatro positivos y cuatro negativos. Al iniciar el proceso de crecimiento, te encuentras con una tarea creativa de transformaci贸n doble: transformar las realidades del entorno y transformar nuestra actitud respecto a ellas una vez transformadas. Esta segunda transformaci贸n de la actitud ego铆sta en actitud generosa es exigente, pero nos animamos a hacerla porque nos abre multitud de posibilidades: nos otorga un modo superior de libertad 鈥抣a libertad creativa鈥, nos permite crear modos superiores de unidad con las realidades que tratamos, nos elevamos al nivel del encuentro con obras culturales y con personas.

 

            Es tan grande y prometedor este nuevo escenario de nuestra vida, que aunque el verdadero encuentro te exija ser generoso, fiel, cordial, comunicativo鈥, lo intentas gustoso, porque el encuentro te permite descubrir el ideal de tu vida y optar por 茅l. Una vez que tomamos el ideal de la unidad y sus afines 鈥抏l de la bondad, la justicia, la belleza, verdad鈥 como el canon de nuestra vida 鈥抏l principio interior que orienta nuestra actividad鈥, nos sentimos en verdad, que es nuestra gran meta. 驴C贸mo no vamos a estar animados cuando seguimos este m茅todo? Si uno lo sigue con buen 谩nimo, 驴puede seguir hablando de 鈥渁gotamiento del Humanismo cristiano鈥?

 

Seg煤n este m茅todo, 驴c贸mo podemos dar la llamada 鈥渂atalla de las ideas鈥?

 

            Es necesario, ineludible, clarificar las ideas b谩sicas: qu茅 es la libertad, la verdad, qu茅 son los derechos humanos, en virtud de qu茅 los tenemos y hasta d贸nde alcanzan, por qu茅 la vida merece un respeto incondicional鈥 Pero antes de abordar este an谩lisis de los temas, debemos clarificar con suma precisi贸n los conceptos que movilizamos. Hemos de tener muy en cuenta lo siguiente:

 

1.    En nuestra vida nos encontramos con cuatro niveles positivos. Los vamos descubriendo a medida que crecemos como personas. Cada nivel ostenta una l贸gica propia, es decir, una forma espec铆fica de relacionarse unas realidades con otras. En el nivel 1, las normas se oponen a la libertad 鈥抣a libertad de maniobra鈥; en el nivel 2, normas y libertad se complementan. Para tocar el piano necesito normas, y cuanto m谩s les obedezco, m谩s libre me siento, con libertad creativa. Esto en el nivel 1 ser铆a impensable.

2.    Actualmente, se vive muy a menudo en el nivel 1, el del manejo arbitrario de objetos para los propios fines. El lenguaje propio de este nivel refleja tal actitud. As铆 se explica que hoy se hable casi siempre de 鈥渓a鈥 libertad, como si s贸lo hubiera un modo de libertad, y se sobreentienda que se trata de la libertad de maniobra, que es la propia del nivel 1. Por eso cuando se habla de la libertad de expresi贸n se da por hecho que esa libertad es ilimitada. Esto es fuente de graves desmesuras 鈥抭ue pulverizan a diario la fama, el honor y la felicidad de muchas personas inocentes鈥, pero hay que saber de d贸nde proviene tan grave error. Si quiero discutir a fondo la cuesti贸n de los l铆mites de la libertad de expresi贸n, he de saber que este tipo de libertad empobrecida es propia s贸lo del nivel 1. Si no se sabe esto, no hay manera de plantear el problema con garant铆as de clarificarlo debidamente.

3.    Algo semejante pasa con otros conceptos decisivos: el derecho al mal llamado 鈥渁mor libre鈥, el derecho a la paternidad por cualquier medio, el derecho a decidir en cualquier orden de la vida, por ejemplo tomar medidas pol铆ticas ilegales鈥

4.    Cuando se opone la fe cristiana y el esp铆ritu cient铆fico, se ignora que, seg煤n los mejores cient铆ficos del siglo XX, la ciencia moderna fue hecha posible por la convicci贸n cristiana de que el mundo fue creado conforme a leyes, y esta ordenaci贸n interna significa una forma alt铆sima de racionalidad, expresable en ese producto admirable de la inteligencia humana que es el lenguaje matem谩tico. El asombro que nos sigue produciendo actualmente este hecho no puede tomarse precisamente como signo de agotamiento y decadencia cultural鈥 

5.    La batalla de las ideas s贸lo es posible plantearla debidamente y ganarla si se cuenta con un m茅todo bien aquilatado, que nos permite comprender l煤cidamente cada concepto seg煤n vaya surgiendo en la din谩mica de nuestro proceso de crecimiento personal.   

 

            Podr铆amos decir que esto supone empezar en cero, comenzar con un an谩lisis que nos permita proceder con firmeza en nuestro proceso de crecimiento, con claridad, lucidez y decisi贸n, porque sabe uno c贸mo debe comportarse con cada realidad: c贸mo se supera la libertad de maniobra, se acrecientan los modos de unidad que creamos con las realidades del entorno, se aumentan los derechos que tenemos sobre ellas, as铆 como los deberes鈥

 

            Hemos de cultivar de veras la vida del esp铆ritu, con todo cuanto implica. Y para no confundir vida en el esp铆ritu y so帽ar con el esp铆ritu, bien estar铆a tener en cuenta los an谩lisis que realiza nuestra Escuela de Pensamiento y Creatividad y, sobre todo, mantener su esp铆ritu de fidelidad al modo de ser de la persona. No se trata ante todo de vivir una vida exquisita 鈥揺n literatura, arquitectura, pintura, m煤sica鈥.鈥; hay que vivir ascendiendo de nivel en nivel, realizando las transfiguraciones que necesitamos hacer para vivir en el nivel 2, y perfeccionar 茅ste en el nivel 3, y de esta forma adentrarnos en el nivel 4. En este proceso se da el verdadero crecimiento en el esp铆ritu, se potencia la vida intelectual, se practica una fruct铆fera revoluci贸n en los m茅todos, se hace madurar la vida personal de forma ejemplar.

 

            Cuando hoy se proclama enf谩ticamente la necesidad de renovar las mentes, potenciar al m谩ximo la inteligencia, regenerar la cultura desde sus ra铆ces鈥 en realidad se est谩 pidiendo, simple y llanamente, que vivamos algo semejante al proceso de desarrollo que postula la Escuela de Pensamiento y Creatividad. Presenta 茅ste un aspecto sencillo a primera vista y, por tanto, viable, pero moviliza lo mejor de nosotros mismos, y sin pretensiones desmesuradas realiza una verdadera transfiguraci贸n de la mente, el coraz贸n, los sentimientos y la capacidad creativa.

 

 

 



[1] En los anaqueles de mi biblioteca tengo ante mis ojos buena parte de la obra escrita de los fundadores de los movimientos espirituales a que el Papa alude: Urs von Balthasar, Guardini, Giussani, Chiara Lubich, Kentenich... Vi茅ndolos en conjunto, tras haber dedicado multitud de horas a su estudio detenido y cordial, siento una impresi贸n de admirable vitalidad, no de agotamiento y decadencia senil.

[2] Cf. Das Wort ist der Weg  (Herder, Viena 1949) 87, 211.

[3] Cf. R茅flexions sur la conduite de la vie, Plon, Paris 1950.

[4]V茅ase el art铆culo del cardenal Paul Poupard: 鈥淟a luz de la inteligencia鈥, en Humanitas (Santiago de Chile, n潞 13) 23.

[5] Para evitarlo, diversos pensadores contempor谩neos muy creativos propusieron que se inicie la filosof铆a por el estudio de las realidades m谩s valiosas y celebraron, por ello, la llamada 鈥渁ntropologizaci贸n de la filosof铆a鈥. Recordemos, por v铆a de ejemplo, la figura de Hans Urs von Balthasar  y  August Brunner. V茅ase el apartado titulado 鈥淪entido metaf铆sico de la antropologizaci贸n de la filosof铆a鈥 en mi obra El tri谩ngulo hermen茅utico (Publicaciones de la universidad Francisco de Vitoria, Madrid 2015) 410-414.

[6] En la obra La experiencia est茅tica y su poder formativo (Universidad de Deusto, Bilbao 32004)        expuse ampliamente los siete niveles de que constan las obras de gran calidad. 

Continuar leyendo
1286 Hits
0 Comentarios

CLAUSURA CURSO ACAD脡MICO 2016/17

Tri谩logo Encuentro tica y Empresa

 

D. Hern谩n Pereda Bullrich

 (Profesor de Teolog铆a y Espiritualidad)

D. Jos茅 Luis Fern谩ndez Fern谩ndez

(Director de la C谩tedra de 脡tica Econ贸mica y Empresarial. U.P. Comillas)

Clausura. D. Alfonso L贸pez Quint谩s

(Catedr谩tico Em茅rito de la U.C.M)

Moderador. D. Antonio Garc铆a-Escribano Cruz

(Presidente Fundaci贸n L贸pez Quint谩s)

 

8 de junio a las 19:00 h en aula P. G陋 Polavieja ( U. P. Comillas)

(c/ Alberto Aguilera, 23)

 

Para asistir necesario inscribirse previamente en http://www.fundacionlopezquintas.org/actividades/inscripcion-a-eventos

  

Continuar leyendo
750 Hits
0 Comentarios

Programa de liderazgo en creatividad y valores.

El pasado 23 de febrero la Fundaci贸n L贸pez Quint谩s ha suscrito un convenio marco de colaboraci贸n con el Colegio Oficial de Farmac茅uticos de Madrid. Fruto de este acuerdo nace el Programa de liderazgo en creatividad y valores, un curso dirigido a los colegiados de COFM que consta de cuatro sesiones a lo largo del mes de mayo en horario de 9:00 a 13:00h.

Continuar leyendo
846 Hits
0 Comentarios

Amatrice y el Silencio de Dios

 

En una emotiva homil铆a, pronunciada en el primer funeral de Estado por las v铆ctimas del reciente terremoto, un obispo italiano confes贸 que le hab铆a dirigido a Dios esta pregunta desolada: 芦驴Y ahora qu茅 hacemos?禄. Con todo el afecto que me ha suscitado tan enorme tragedia, quisiera sugerirle lo primero que convendr铆a hacer ahora: explicar a los fieles desconcertados de esa zona el verdadero sentido del 鈥淪ilencio de Dios鈥.

Tras la doble tragedia que golpe贸 a Jap贸n en 2011, alguien manifest贸 en un programa de radio: 芦Fueron horribles el terremoto y el tsunami. No lo entiendo, pero lo acato. Esta fue la voluntad de Dios. La acepto porque tengo fe禄. Esta declaraci贸n denota una buena actitud, pero convendr铆a que llevara el apoyo de una explicaci贸n bien articulada. 

Ante experiencias semejantes, celebrar铆amos que tuvieran lugar golpes de efecto, por parte de Dios, que dejaran patente la conexi贸n entre el car谩cter amoroso del Creador y la marcha de los acontecimientos en el mundo. Ello permitir铆a a los hombres palpar lo religioso, tocarlo, convertirlo en una experiencia cotidiana irrefutable. En cambio, todo parece indicarnos que debemos arreglar nuestra vida por cuenta propia, en una indefensi贸n absoluta.

Para que el silencio de Dios ante nuestra angustia no consuma nuestra fe religiosa, debemos analizar si tiene alg煤n sentido el ocultamiento divino. Para ello hemos de poner en relaci贸n varias ideas, dejar que se enriquezcan mutuamente al formar un 鈥渃铆rculo virtuoso鈥 y hagan surgir el sentido de lo que deseamos clarificar. Tales ideas son  las siguientes:

 

1)      Dios quiere revelarnos su existencia, pero lo hace de forma velada para que no sea forzosa su aceptaci贸n, y seamos libres para aceptarla o rechazarla.

 

2)      Por eso cre贸 el mundo de tal forma que pueda explicarse por leyes internas, de modo que parezca innecesaria una intervenci贸n divina y haga plausible una interpretaci贸n agn贸stica del universo.

 

3)      Jes煤s 鈥抏n quien se realiza la revelaci贸n perfecta de Dios Padre鈥 cumpli贸 en silencio la voluntad del Padre, que pareci贸 deso铆r su oraci贸n en Gesetman铆 y dejarlo a su suerte.

 

4)      Jes煤s, velando su divinidad 鈥揺s decir, guardando silencio鈥 dio la vida por amor; al hacerlo, nos revel贸 con toda claridad que Dios 鈥揺n sus tres personas鈥 nos ama hasta el extremo.

 

5)      Este amor absoluto nos inspira una confianza absoluta en el Dios que guarda silencio. Tal confianza suscita en nosotros una fe firme, capaz de superar la amargura que nos produce pensar que no somos escuchados por el Alt铆simo. Entrevemos, as铆, que el silencio de Dios no implica indiferencia sino amor, un amor que respeta la libertad del amado y da la vida por 茅l.

 

6)       Este amor lo hizo palpable el Padre al resucitar a Jes煤s a una vida nueva, transfigurada, invulnerable. La Resurrecci贸n de Jes煤s es la 煤ltima palabra de Dios, ciertamente; pero es una palabra que cobra toda su fuerza expresiva al ser o铆da al mismo tiempo que los mensajes contenidos en los puntos anteriores.

 

Hagamos el esfuerzo de pensar los seis puntos en su interna conexi贸n y veremos surgir el sentido del llamado 鈥渟ilencio de Dios鈥, pues bien sabemos que el sentido de un acontecimiento brota siempre en el contexto en que se da. Cuando ese sentido se alumbra en la mente, se descubre que el 鈥渟ilencio de Dios鈥, bien visto, no s贸lo no nos aleja de la fe cristiana sino que nos lleva a admirar como nunca la figura de Jesucristo muerto y resucitado. Entonces s铆 que obtenemos una respuesta luminosa y consoladora a la pregunta que al principio nos inquietaba: Diosocult贸, en parte, su inmenso poder al crear el universo, a fin de respetar nuestra libertad de aceptar su existencia o negarla. Jes煤s vel贸 en buena medida su divinidad al tiempo que la revelaba. Quer铆a evitar que se entendiera su condici贸n mesi谩nica  como una especie de poder铆o humano. No hizo jam谩s un milagro en beneficio propio, ni cuando era vejado en la cruz e instado a salvarse a s铆 mismo. Antes de la Pasi贸n, pidi贸 auxilio a su Padre y no obtuvo respuesta. Su reacci贸n fue ofrecer su vida en aras de un amor incondicional.

Ahora entrevemos que en los designios de Dios el silencio humilde, el respeto de la libertad humana, el dolor y el amor incondicional est谩n fecundamente vinculados. Dios ha querido siempre respetar nuestra libertad para conseguir que, al contemplar el ejemplo de Jes煤s, perfeccionemos nuestra libertad hasta convertirla en el poder de entregarnos al amor m谩s exigente, el de dar la vida por los dem谩s.

Al contemplar todo esto en conjunto, se alumbra en nuestro interior una gran luz, y vemos que entre el silencio de Dios y el ocultamiento de Jes煤s hay un lazo de uni贸n muy fuerte: el amor en plenitud de Dios a los hombres. La contemplaci贸n de este amor suscita en nosotros una confianza sin l铆mites. Y tal confianza inspira una fe inquebrantable, capaz de superar la decepci贸n y la desconfianza que produce la sospecha de que no somos escuchados por el Alt铆simo. 芦驴C贸mo no vamos a darle un voto de confianza absoluta si vemos que ha llegado al amor m谩ximo de entregarse a la muerte por nosotros?禄. Esta frase es de Javier Monserrat, autor de una clarificaci贸n convincente del enigm谩tico tema del 鈥渟ilencio de Dios鈥 (cf. Nuestra fe, BAC, Madrid 1974).

Alfonso L贸pez Quint谩s,

de la Real Academia de Ciencias Morales y Pol铆ticas

 

(Art铆culo publicado en La Raz贸n el  3 de septiembre de 2016)

 

Continuar leyendo
897 Hits
0 Comentarios

Amatrioce y el Silencio de Dios

 

En una emotiva homil铆a, pronunciada en el primer funeral de Estado por las v铆ctimas del reciente terremoto, un obispo italiano confes贸 que le hab铆a dirigido a Dios esta pregunta desolada: 芦驴Y ahora qu茅 hacemos?禄. Con todo el afecto que me ha suscitado tan enorme tragedia, quisiera sugerirle lo primero que convendr铆a hacer ahora: explicar a los fieles desconcertados de esa zona el verdadero sentido del 鈥淪ilencio de Dios鈥.

Tras la doble tragedia que golpe贸 a Jap贸n en 2011, alguien manifest贸 en un programa de radio: 芦Fueron horribles el terremoto y el tsunami. No lo entiendo, pero lo acato. Esta fue la voluntad de Dios. La acepto porque tengo fe禄. Esta declaraci贸n denota una buena actitud, pero convendr铆a que llevara el apoyo de una explicaci贸n bien articulada.

Ante experiencias semejantes, celebrar铆amos que tuvieran lugar golpes de efecto, por parte de Dios, que dejaran patente la conexi贸n entre el car谩cter amoroso del Creador y la marcha de los acontecimientos en el mundo. Ello permitir铆a a los hombres palpar lo religioso, tocarlo, convertirlo en una experiencia cotidiana irrefutable. En cambio, todo parece indicarnos que debemos arreglar nuestra vida por cuenta propia, en una indefensi贸n absoluta.

Para que el silencio de Dios ante nuestra angustia no consuma nuestra fe religiosa, debemos analizar si tiene alg煤n sentido el ocultamiento divino. Para ello hemos de poner en relaci贸n varias ideas, dejar que se enriquezcan mutuamente al formar un 鈥渃铆rculo virtuoso鈥 y hagan surgir el sentido de lo que deseamos clarificar. Tales ideas son  las siguientes:

1)      Dios quiere revelarnos su existencia, pero lo hace de forma velada para que no sea forzosa su aceptaci贸n, y seamos libres para aceptarla o rechazarla.

 

2)      Por eso cre贸 el mundo de tal forma que pueda explicarse por leyes internas, de modo que parezca innecesaria una intervenci贸n divina y haga plausible una interpretaci贸n agn贸stica del universo.

 

3)      Jes煤s 鈥抏n quien se realiza la revelaci贸n perfecta de Dios Padre鈥 cumpli贸 en silencio la voluntad del Padre, que pareci贸 deso铆r su oraci贸n en Gesetman铆 y dejarlo a su suerte.

 

4)      Jes煤s, velando su divinidad 鈥揺s decir, guardando silencio鈥 dio la vida por amor; al hacerlo, nos revel贸 con toda claridad que Dios 鈥揺n sus tres personas鈥 nos ama hasta el extremo.

 

5)      Este amor absoluto nos inspira una confianza absoluta en el Dios que guarda silencio. Tal confianza suscita en nosotros una fe firme, capaz de superar la amargura que nos produce pensar que no somos escuchados por el Alt铆simo. Entrevemos, as铆, que el silencio de Dios no implica indiferencia sino amor, un amor que respeta la libertad del amado y da la vida por 茅l.

 

6)       Este amor lo hizo palpable el Padre al resucitar a Jes煤s a una vida nueva, transfigurada, invulnerable. La Resurrecci贸n de Jes煤s es la 煤ltima palabra de Dios, ciertamente; pero es una palabra que cobra toda su fuerza expresiva al ser o铆da al mismo tiempo que los mensajes contenidos en los puntos anteriores.

 

Hagamos el esfuerzo de pensar los seis puntos en su interna conexi贸n y veremos surgir el sentido del llamado 鈥渟ilencio de Dios鈥, pues bien sabemos que el sentido de un acontecimiento brota siempre en el contexto en que se da. Cuando ese sentido se alumbra en la mente, se descubre que el 鈥渟ilencio de Dios鈥, bien visto, no s贸lo no nos aleja de la fe cristiana sino que nos lleva a admirar como nunca la figura de Jesucristo muerto y resucitado. Entonces s铆 que obtenemos una respuesta luminosa y consoladora a la pregunta que al principio nos inquietaba: Dios ocult贸, en parte, su inmenso poder al crear el universo, a fin de respetar nuestra libertad de aceptar su existencia o negarla. Jes煤s vel贸 en buena medida su divinidad al tiempo que la revelaba. Quer铆a evitar que se entendiera su condici贸n mesi谩nica  como una especie de poder铆o humano. No hizo jam谩s un milagro en beneficio propio, ni cuando era vejado en la cruz e instado a salvarse a s铆 mismo. Antes de la Pasi贸n, pidi贸 auxilio a su Padre y no obtuvo respuesta. Su reacci贸n fue ofrecer su vida en aras de un amor incondicional.

Ahora entrevemos que en los designios de Dios el silencio humilde, el respeto de la libertad humana, el dolor y el amor incondicional est谩n fecundamente vinculados. Dios ha querido siempre respetar nuestra libertad para conseguir que, al contemplar el ejemplo de Jes煤s, perfeccionemos nuestra libertad hasta convertirla en el poder de entregarnos al amor m谩s exigente, el de dar la vida por los dem谩s.

Al contemplar todo esto en conjunto, se alumbra en nuestro interior una gran luz, y vemos que entre el silencio de Dios y el ocultamiento de Jes煤s hay un lazo de uni贸n muy fuerte: el amor en plenitud de Dios a los hombres. La contemplaci贸n de este amor suscita en nosotros una confianza sin l铆mites. Y tal confianza inspira una fe inquebrantable, capaz de superar la decepci贸n y la desconfianza que produce la sospecha de que no somos escuchados por el Alt铆simo. 芦驴C贸mo no vamos a darle un voto de confianza absoluta si vemos que ha llegado al amor m谩ximo de entregarse a la muerte por nosotros?禄. Esta frase es de Javier Monserrat, autor de una clarificaci贸n convincente del enigm谩tico tema del 鈥渟ilencio de Dios鈥 (cf. Nuestra fe, BAC, Madrid 1974).

Alfonso L贸pez Quint谩s,

de la Real Academia de Ciencias Morales y Pol铆ticas

 

 

Continuar leyendo
840 Hits
0 Comentarios

I SEMINARIO SPIEL EN MEXICO

Por primera vez en Puebla (y en M茅xico) se presenta el Seminario SPIEL de la Fundaci贸n L贸pez Quint谩s, tal y como se ha estado impartiendo en Madrid desde hace 7 a帽os.

El seminario busca descubrir las claves que fundamentan la toma de decisiones desde el Liderazgo Creativo. Explica desde la Filosof铆a del Profesor Alfonso L贸pez Quint谩s qu茅 valores y actitudes fundamentan un liderazgo aut茅ntico que entiende a la persona como eje central.

Dirigido a Empresarios, Maestros y Padres de Familia. A toda persona interesada en vivir de forma creativa.

Horario: dos jueves al mes de 6 a 8 pm, iniciando este 9 de Febrero de 2017

Costo: $1,800 por 8 sesiones

Fechas: Febrero 9, 23, Marzo 9, 23, Abril 6, 20, Mayo 11 y 25

Lugar: 19 sur 4714, Colonia Reforma Agua Azul

Imparte: Gerardo G贸mez de Alvear (Experto en Creatividad y Valores por la UFV de Madrid y la Escuela de Pensamiento y Creatividad de la Fundaci贸n L贸pez Quint谩s)

 

M谩s informaci贸n: www.fundacionlopezquintas.org/spiel 

Esta direcci贸n de correo electr贸nico est谩 siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. /   Esta direcci贸n de correo electr贸nico est谩 siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Ven a una sesi贸n de prueba

Continuar leyendo
846 Hits
0 Comentarios

El sinsentido de la 鈥減ostverdad鈥

Se est谩 hablando actualmente de la 鈥減ostverdad鈥 (post-truth),como se habla de la postguerra o el postcolonialismo. (Pongo la t porque me gusta la vinculaci贸n con las fuentes del idioma). Estas 煤ltimas expresiones tienen sentido en cuanto aluden a algo que ten铆a fecha de caducidad. Exhibir el t茅rmino 鈥減ostverdad鈥 puede querer indicar que hemos entrado en una 茅poca en que la verdad ha perdido su peso, su rango, su alto papel en la conducci贸n de la vida personal y comunitaria, para ced茅rselo a las emociones y creencias particulares y ef铆meras. En la misma l铆nea, se prefiere dar primac铆a a la vitalidad de las experiencias individuales y relegar a un segundo plano las instancias suprapersonales, como son los grandes valores, aquello que el gran maestro Romano Guardini denominaba lo 鈥淕眉ltige鈥, lo que da validez y raz贸n de ser a nuestra vida de cada d铆a. Por ello se ensalzan las ocurrencias llamativas, y se deprecian las ideas fecundas y bien articuladas. Parece no interesar tanto el esfuerzo en buscar verdades que iluminen nuestro camino, cuanto la temeridad de proclamar planes espectaculares sin base alguna que garantice su viabilidad. No se repara en la posibilidad de que tales propuestas resulten 鈥抋 no tardar鈥 letales para la buena marcha de la sociedad, porque se glorifica el vivir al d铆a y dejar la indispensable previsi贸n para personas a las que se tilda de inmovilistas y rudas.

 Por otra parte, no se tiene reparo en calificar de belicosos a quienes proclaman la excelencia de ciertas verdades debido a su fecundidad para el gobierno de la vida personal y comunitaria. Se confunde la firmeza con la belicosidad, la seguridad en los propios principios 鈥抣entamente buscados y cultivados鈥 con la intolerancia. Se cultiv贸 la debilidad de pensamiento y la expresi贸n dubitativa, y se tom贸 como una ofensa manifestar que uno ha configurado un modo de pensamiento que florece en convicciones bien arraigadas. Es una especie de resentimiento contra quienes, tras un proceso esforzado y transfigurador, han alcanzado cotas que permiten ver la vida con bastante precisi贸n. El gran fenomenol贸go Max Scheler denomin贸 鈥渞esentimiento鈥 al malestar que alguien puede sentir ante las nobles capacidades que otros han adquirido con mucho esfuerzo y cierto talento.

 Hace un tiempo se puso de moda adoptar un talante dubitativo, como si la falta de convicciones s贸lidas fuera un m茅rito notable, cuando, bien vista tal carencia, no hace sino mostrar que todav铆a no se ha clarificado la mente como es debido. Parece olvidarse que a la verdad y la certeza no se llega mediante un simple adiestramiento de la mente. La verdad es un estado al que se llega merced a la transfiguraci贸n de nuestras actitudes ante las distintas realidades de nuestro entorno. Si optamos por los grandes valores 鈥抣a unidad, la justicia, el bien, la  belleza鈥︹ y los convertimos en nuestro ideal de vida y principio del obrar, sentimos que hemos configurado nuestra figura ideal de personas, nuestro verdadero ser personal. Entonces nos vemos plenamente realizados, situados, por tanto, en la verdad de nuestro ser y nuestra condici贸n personal.  No es la verdad un mero concepto que podamos aceptar o rechazar; es 鈥抏ntre otras muchas  cualificaciones, no menos importantes鈥 el estado de plenitud al que nos sentimos llamados y constituye, por ello, nuestra meta o ideal.

 El ideal no se reduce a una mera idea o concepto; es una idea motriz, promotora de vida aut茅ntica, y, como tal, reguladora y normativa; es un estado de pleno logro. Por eso va unido con la libertad creativa o libertad interior. Lejos de quitarnos la libertad 鈥抍omo a veces se teme鈥, la verdad, al lograrla, nos otorga la libertad verdadera, la m谩s alta, la libertad creativa.

 Afirmar en serio que uno vive en la 茅poca de la postverdad es firmar su propia acta de defunci贸n como persona, pues la verdad, bien entendida y vivida, es la meta que vitaliza toda una vida de b煤squeda.  Vivir en la verdad es vivir conforme al ideal que nos lleva a la plenitud. Vivir en la postverdad, como si la verdad hubiera caducado, es vivir fuera del proceso del propio desarrollo personal, es vivir descarrilado, en estado  de cat谩strofe.  A ello se alude finamente cuando se dice que estamos en una situaci贸n de emergencia educativa.

 Ante las dificultades que el relativismo est谩 causando actualmente, se indica con apremio que urge una filosof铆a que crea en la verdad. M. Higgins, presidente de Irlanda, ha dicho: 芦El mejor ant铆doto contra la postverdad es introducir la filosof铆a en las escuelas禄. Sin duda, siempre que se refiera a un tipo de filosof铆a que ahonde en el estudio de los grandes valores.

 Creer en la verdad y en nuestra capacidad de lograr certezas 鈥抏n el sentido de convicciones firmes y luminosas鈥 no implica, en modo alguno, triunfalismo, como se ha dicho. Es el fruto natural, sencillo y grandioso al mismo tiempo, de nuestra experiencia de crecer transform谩ndonos y subiendo de nivel. Hablar de 鈥減ostverdad鈥 es una ocurrencia fallida, pues no demuestra que el imperio de la verdad haya caducado, sino que todav铆a no ha llegado uno a vislumbrar su inmenso poder.

Alfonso L贸pez Quint谩s

De la Real Academia de Ciencias Morales y Pol铆ticas

(Publicado en La Raz贸n el 17/12/2016)

 

 

Continuar leyendo
1016 Hits
0 Comentarios

CINE Y VALORES

Debido al 茅xito alcanzado con la anterior secci贸n. Os invitamos a visitar el nuevo apartado de cine y valores de nuestra web. All铆 podr茅is encontrar, adem谩s de las cr铆ticas de la Dra. Almacellas a los 煤ltimos estrenos, un amplio listado de valores presentes en las distintas pel铆culas que sirven de gu铆a para un an谩lisis m谩s profundo de las mismas.

Esperamos que sea vuestro inter茅s.

Continuar leyendo
829 Hits
0 Comentarios

Search the Blog

Calendario

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Area Privada

if (typeof RokMediaQueries !== 'undefined') window.addEvent('domready', function(){ RokMediaQueries._fireEvent(RokMediaQueries.getQuery()); });